Cicatrizario, sexto día

Hoy jueves, cuesta arriba en mi autobiografía.

Ayer en mi rol de analizante me quedé diciendo que me había quedado pensando en eso de lo que me jode, qué me jode, sí, no solo lo que me gusta sino lo que me jode, que me ha jodido a lo largo de esta existencia que irrumpe inexplicablemente y a cierto tiempo como un un relámpago o pase de magia somos abducidos, convertidos en olvido.

Es terrible para cualquiera, tan terrible que es ridículo hablar del tema irreversible.

Cicatrices, creo que la memoria funciona como un cicatrizario, la memoria, el cerebro, su sustento o dispositivo, es un museo de cicatrices, giran y giran, aparecen y desaparecen, sin tiempo allí están y algún hecho las despierta y vemos una escena.

El cicatrizario está dotado de rencor y dolor, cada vez que el recuerdo vuelve, cambiado, extraño, modificado, emerge el rencor. De eso hablé, de mi cicatrizario.

Cicatrices siempre visibles, no hay cicatricur que las disimule.

Hace unos días GS me pidió en el Facebook amistad, vacilé, oscilaba, entre, bueno, al fin y al cabo, eso ya pasó, y dudaba y dudaba y allí, la solicitud de amistad, que además me hacía recordar.

Hasta escribí mi segundo cuento con una plantilla del personaje.

Lo conocí cuando acababa de terminar la secundaria, a fin de año, en el prontuario del D2, señala bien un evento vinculado a GS.

Fue un retiro siloista en la casa de Alberto…, Alberto es mencionado en el prontuario, era de los servicios. El retiro en Benegas, un suburbio de Mendoza,, duró unos días y la última noche cuando salimos del “retiro”, montado en el patio de la casa, una carpa que mi hermano me había prestado, dos policías de civil nos detuvieron, estaba con Bernardo.

Nos llevaron al D2, fotos, preguntas, el que nos detuvo era el Perro Rodriguez, 1972. En el prontuario dice que soy fotógrafo.

Tenía un equipo de revelado y una cámara Olimpus Pen, era de mi hermano Ricardo y fui el fotógrafo de la fiesta del Tano Sgroy, las fotos fueron horrendas, como no tenía flash se me ocurrió la idea de usar una pelicula de alta sensibilidad, las fotos eran siniestras, oscuras, tinieblas, un presagio de lo que le pasó después cuando se hizo Montonero, lo torturaron y logró salir del país como ciudadano italiano.

Con GS entré al siloísmo, donde estuve dos años. GS se retiró antes y empezó a militar en la izquierda. Una noche me convenció y me hice marxista leninista. Bastó una noche para hacerme marxista, pero lo de siloista fue un proceso más lento, empezo en el secundario cuando leí a Gurdjieff.

Podría hacer un listado de mis rencores con este personaje, pero no lo voy a hacer, creo. Lo mismo fue solo un pequeño fragmento de un mundo desconocido. Vivimos tan poco y tan oscuramente que los otros solo tienen de nosotros una mirada de lugar común.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Cómo escribir un libro?

Hay varios aspectos: 1.Tener una idea. 2. Hacer una sinopsis. 3. Pensar en qué genero plasmarla. 4. Elegido el género proceder a hacer un mapeo

Read More »